CEO: Jorge Amado

Luna Nieto es la revelación del año. Fiel heredera del talento de su padre El Chango Nieto

Periodista: ¿Cómo fue tu infancia?

Luna: Mi niñez fue tragicómica con algunos dramas y varios momentos de felicidad, como los de la mayoría.
Siempre fui una niña rara pero, permíteme decir, copada (ríe). Siempre con una sonrisa y súper positiva. 0Me quedaba después de clases practicando, para destacarme. Luego se vino la tragedia cuando viví un abuso familiar y ahí me convertí en otra persona, ahí nació Luna. El resto de mi niñez la pasé escribiendo poesía y la adolescencia la atravesé sintiéndome una chica triste y solitaria. Luego conocí la música y encontré mi salvación, allí todo cambió nuevamente pero esta vez para mejor.

¿Cómo es ser la hija del Chango Nieto?

Es ser una agradecida de la vida y el destino. Descubrí a mi papá de grande. Yo quería tener un padre rockero hasta que un día en una guitarreada lo conocí como artista y me deslumbró, realmente me conmovió como transmitía, y el amor por su patria, su pueblo y su cultura. Ahí me enamoré de Argentina. Lo único denso de ser «hija de» es que uno se pone la vara muy alta y la realidad es que no hay que impresionar a nadie, es el karma de los hijes de los famosos, queremos hacer arte bien hecho, sin equivocarnos. Papá siempre me decía «no seas el Chango Nieto porque ya existe uno, se vos misma y tendrás una carrera.

¿Cuándo descubriste tu vocación?

Creo que lo sabía pero no quería aceptarlo, me daba rabia tener que darle la razón a los demás, siempre fui rebelde e iba en contra de todo. Aceptar lo que uno es esencialmente es una de las cosas más difíciles, y llevar a cabo ese camino, ni te cuento, es sólo para valientes.

Junto Javier Martínez, cantante y baterista del grupo Manal,

Junto al cantante de La Mosca, Guillermo Novelli.

¿Cómo fueron tus primeros pasos?

Mirta, mi mamá del corazón, me cuenta que practicaba cantando El Oso de Moris, ese tema me fascinaba. Luego le dije a mi papá que quería actuar y me dijo que tenía que capacitarme, luego le dije quiero cantar y me dio la chacarera más larga del mundo «Del Norte Cordobés» para interpretarla en el Coliseo Podestá. En la mitad del tema frené, miré con vergüenza y dije «me olvidé la letra» y el público de mi viejo me amó y acompañó con palmas mientras me la dictaban. Él siempre me dio desafíos para superar, fue una de las mejores enseñanzas.

Junto a Tomás Lipan, cantante jujeño.

¿Tenés una basta trayectoria como artista, cómo definirías tu estilo?

Soy una mezcla de europea y aborigen, antes me sentía dividida, ahora fusionada y uno arriba del escenario es lo que es abajo también en lo cotidiano. Mi estilo es esa rara fusión, lo aborigen lo traigo de mi papá y lo europeo de mi mamá Nelly. Recupero dialectos e instrumentos ancestrales de nuestras comunidades en Argentina y las traigo a la actualidad para así fusionar con sonidos más urbanos.

Luna junto a Tomás el «Bagualero» Vásquez, con quien León Gieco hizo de Ushuaia a La Quiaca.
Con Oscar el «Chaqueño» Palavevino ensayando y cantando en un Festival como invitada.

Dentro de tu carrera hiciste innumerable cantidad de colaboraciones, verdad?

Comencé mis colaboraciones en composición junto a mi viejo, él me daba temas y me decía ponele la letra, la necesito tal día, y eso me estimulaba y me generaba más confianza en mi misma.
Luego Lito Vitale me grabó doce temas y ahí me di cuenta que quería hacer colaboraciones, todo el mundo siempre me dijo que solo se hacen colaboraciones cuando uno ya es famoso, pero yo siempre pensé que era una boludez pensar así. Me comuniqué con León Gieco, Antonio Tarragó Ros, Marciano Cantero, Piñón Fijo, Raúl Lavíe y otras grandes figuras. Comenzar y seguir con las colaboraciones, creo que hoy es lo que más suma y es la unión de talentos provocando sinergias.

Luna en plena edición de la grabación junto a León Gieco.
Luna a los 12 años junto a su padre, El Chango Nieto.
Luna cantando con Oscar el «Chaqueño» Palavecino.

¿Qué estás haciendo actualmente?

Estoy trabajando esta nueva etapa de mi carrera con el productor Daryus Carámbula. Estamos en un proceso hermoso, produciendo las canciones y trabajando en la estética visual de mi carrera. Es un proceso muy lindo para el alma y lo estoy disfrutando mucho. Me animé a dar el paso de dejar de ser extra para convertirme en protagonista de mi propia vida y de hacer posible y más cercana la materialización de mi sueño.
Con mucho amor estamos haciendo un homenaje a Marciano Cantero (Vocalista de Los Enanitos Verdes).
Estamos produciendo la canción “Amigos”, con un videoclip realmente emocionante. Participan entre otros: León Gieco, Lito Vitale, Alvaro Teruel, El Chaqueño Pavecino, Peteco Carabajal, Victoria Wilson James, El Condor de La Bersuit, El Conde de La Beriso, Yamie Safdie, Rouse (La Chica Robot), Natalia Dorfman, Raúl Lavié, Antonio Tarragó Ros y se siguen sumando artistas de Latinoamérica y España. Habrá muchas sorpresas.

Luna grabando con León Gieco.

¿Lo vas a acompañar con videos?

Con súper videos y más sorpresas que les iré contando llegado el momento.

¿Cómo te ves en unos años?

Me veo con mis sueños realizados, feliz y en compañía de los que amo, mejorando día a día. Me visualizo como una artista consagrada, viajando por Argentina y el mundo, dando a conocer nuestra cultura, convirtiéndome en la mejor versión de mi misma.

Periodista: ¿Cuál es tu mayor sueño?

Luna: Ser feliz cumpliendo mi sueño de llegar a cada rincón del mundo con nuestros sonidos y contagiar sus corazones con nuestra cultura. Mejorar la vida de los demás e impulsarlos con mi música a lograr sus propios sueños. Ser fuente de inspiración y quizás un ejemplo de superación y resiliencia, decirles que nunca es tarde para empezar y, quien te dice, en un tiempo no tan lejano, enviarte un mensaje y decirte, recordás esa entrevista que me hiciste? Bueno, lo he logrado.

https://youtube.com/@lunanieto1603?feature=share7

https://instagram.com/lunanietooficial?igshid=MzRlODBiNWFlZA==

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.